Agotamiento de recursos en un negocio de explotación no es considerado caso de fuerza mayor y no puede utilizarse como causal del cese colectivo.

A través de la Casación Laboral N° 21131-2017-Lima, la Corte Suprema ha indicado que el cese colectivo por causas objetivas solo puede ser aplicado cuando se cuente con sentencia con calidad de cosa juzgada y que el agotamiento del recurso explotado no es una causal objetiva que permita el cese colectivo.

De acuerdo a Carlos Espinoza, asociado del área laboral del estudio Rebaza, Alcázar & De Las Casas este tipo de casos solo sirven para crear más incertidumbre acerca del cese colectivo. Ahora que no se considera que el agotamiento de un recurso es un caso de fuerza mayor, se cuestiona qué se debería hacer con los trabajadores sin finalidad.


Fuente:

O’Hara, G. (2019, 23 de diciembre). Cese colectivo requiere de sentencia judicial firme para aplicarse. Diario Gestión. p. 18.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: