Las fusiones y adquisiciones de empresas golpeadas por la crisis de la COVID-19 aumentarían. Se cerrarían sin demoras por la postergación de la ley de control previo.

«En una situación como la actual, entrar con un nuevo experimento como la ley de fusiones y adquisiciones, en la cual falta desarrollar jurisprudencia, expertise y medir si los umbrales establecidos son correctos, genera complicaciones adicionales», sostuvo Alberto Rebaza, socio del estudio Rebaza, Alcázar & De Las Casas.


Fuente:

Rosales, J. (2020, 12 de abril). Deals más ágiles sin control previo. Semana Económica. p. 19 y 20.

Deja un comentario