Inmerso aún en una fuerte crisis reputacional, el grupo Graña y Montero mejora sus márgenes y perspectivas gracias a su fuerte proceso de transformación y la consecución de nuevos contratos.

«Es uno de los casos paradigmáticos de cómo una empresa puede entrar en una situación de crisis generada por algún tipo de carácter penal. La noticia se dio por el reconocimiento de Barata, que generó un conjunto de investigaciones; pero, además, una serie de problemas desde el punto de vista reputacional para la compañía», señaló el Dr. Augusto Loli, socio principal del estudio Rebaza, Alcázar & De Las Casas.

«En esta coyuntura, probablemente las dimensiones que tenía esta empresa y sus espaldas financieras le han permitido tomar un conjunto de decisiones importantes», agregó el Dr. Augusto Loli.


Fuente:

Villahermosa, Laura. (2019, julio). Hacia una nueva Graña y Montero. Análisis de las 500 mayores empresas del Perú en América Economía, Perú (134), pp. 50-53.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: