Una mirada insinuante, un chiste morboso sin consentimiento o un tocamiento indeseado.

Todas estas conductas califican como actos de hostigamiento sexual en el trabajo y pueden implicar una amonestación, suspensión o hasta el despido de la persona que las cometa. Pero la evidencia muestra que muchos no los reconocen o denuncian como acoso laboral.

Maria Haydée Zegarra, socia y jefa del área laboral de Rebaza, Alcázar & De Las Casas, remarcó que las denuncias por hostigamiento también pueden ser interpuestas por un tercero que sea testigo de que se cometió el acto de acoso.

No obstante, puntualizó que se requiere mayor entrenamiento en el mundo legal para tratar debidamente los actos de acoso, y lograr que se den las sanciones respectivas cuando ello ocurra.


Fuente:

Villar, P. (2020, 26 de febrero). Solo dos de cada 100 mujeres denuncian formalmente el acoso sexual laboral, según Genderlab. Sección Economía del diario El Comercio. Recuperado de: https://elcomercio.pe/economia/negocios/solo-dos-de-cada-100-mujeres-denuncian-formalmente-el-acoso-sexual-laboral-segun-genderlab-noticia/?ref=ecr

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: