Compartimos el artículo de nuestra fundadora, Giuliana Dávila, publicado en el blog Yo soy Tú del Diario El Comercio.

María siempre tuvo vergüenza de contar la relación que tuvo cuando era niña. A pesar de haber ido a varias terapias, mintió siempre sobre este tema. “Siempre que llegaba a hablar de esto, decía que solo eran besos». Pero sabía que no estaba diciendo la verdad.

María tuvo una relación lésbica con su hermana mayor. “Me daba terror aceptar que mi hermana y yo solíamos masturbarnos una a la otra”.

María recuerda que un día su mamá las descubrió. Ella tenía 10 u 11 años. “Ingresó al cuarto y nos vio besándonos”, me cuenta con aún rastros de vergüenza. Vergüenza de quién no supo alzar la voz en su momento.

*Ilustración: Raúl Rodríguez.


¡Suscríbete al newsletter!


Deja un comentario