Compartimos el artículo de nuestra fundadora, Giuliana Dávila, publicado en el blog Yo soy Tú del Diario El Comercio.

María siempre tuvo vergüenza de contar la relación que tuvo cuando era niña. A pesar de haber ido a varias terapias, mintió siempre sobre este tema. “Siempre que llegaba a hablar de esto, decía que solo eran besos». Pero sabía que no estaba diciendo la verdad.

María tuvo una relación lésbica con su hermana mayor. “Me daba terror aceptar que mi hermana y yo solíamos masturbarnos una a la otra”.

María recuerda que un día su mamá las descubrió. Ella tenía 10 u 11 años. “Ingresó al cuarto y nos vio besándonos”, me cuenta con aún rastros de vergüenza. Vergüenza de quién no supo alzar la voz en su momento.

*Ilustración: Raúl Rodríguez.

Acerca de la autora:

Soy periodista desde hace 10 años. De niña siempre escuché que nadie podía cortarme las alas. Sin embargo, hubo momentos en los que sentí que estas se quebraban. Me desplomé y caí. En esos días, una de mis hermanas me dijo: «el dolor es inevitable, el sufrimiento no». Estas palabras me hicieron seguir. Por situaciones como estas es que nace «Yo soy tú»; un espacio para compartir historias de mujeres que no se dejaron caer. Mujeres, como tú y como yo, a las que el miedo no las paraliza.


Fuente: Dávila, Giuliana (18 de abril del 2019). Cuando no tienes otra opción más que huir. En: blog Yo soy tú del Diario El Comercio. Recuperado de: http://ow.ly/NIBA30ozumM


Deja un comentario