El 10 de septiembre se conmemora el Día Mundial para la Prevención del Suicidio para concientizar sobre las señales de alerta de este problema de salud pública.

Informar con empatía y respeto es la base para tratar este tipo de noticias. Los periodistas tienen una gran responsabilidad al momento de cubrir los suicidios, ahora incluso más debido al crecimiento de la tasa de muertes en el Perú por esta causa específica.

Esta situación se ha agravado durante la pandemia, factor que ha generado ansiedad y estrés crónico en la población. De acuerdo al Ministerio de Salud – Minsa, más de 200 peruanos se suicidaron en los primeros cuatro meses del 2021, lo que podría significar que para finales de diciembre esta cifra supere los 614 registrados en todo el 2020.

Ética profesional

Ética profesional | Día Mundial para la Prevención del Suicidio: ¿cómo informar correctamente en medios?

¿Qué debe hacer un periodista? Álvaro Valdivia, director y fundador de Sentido, centro especializado en la prevención del suicidio, indica que lo primero es reportar el intento de suicidio o el suicidio de manera sobria. La información más relevante debe colocarse sólo en páginas internas, mas no en portada. Y en el caso de la televisión, esta información no debe ser brindada como parte de un titular o avance informativo.

En segundo lugar, es vital trabajar de la mano con las autoridades del caso a fin de que sean ellos quienes brinden datos de interés, sin sesgos ni juicios de valor del reportero o redactor. Para eso, es importante apoyarse en cifras que ayuden a entender este problema de salud pública.

También es importante entrevistar a especialistas en el tema: psicólogos, psicoterapeutas, psiquiatras de centros de salud públicos y privados de salud mental. De esta manera, se obtendrá información de fuentes confiables y se evitarán las conjeturas y adjetivos calificativos en la nota.

Tercero, un periodista, ante todo, debe tener humanidad y ponerse en los zapatos de la persona que se suicida. No olvidar que las imágenes que se graben y difundan se quedarán para siempre por el rebote en redes sociales y las familias pueden ser las más afectadas. 

Hoy más que nunca, hay doble responsabilidad en los medios de no ser sensacionalistas y amarillistas en el tratamiento de la noticia. ¿Cómo contribuir con esta problemática? Es esencial que al final de una nota o reportaje, se brinde teléfonos de centros de ayuda para que los lectores, oyentes o televidentes con el fin de que sepan adónde acudir en estos casos. 

Empatía y responsabilidad

Empatía y responsabilidad | Día Mundial para la Prevención del Suicidio: ¿cómo informar correctamente en medios?

Sentido, junto con el portal de noticias Salud en Casa, brindó un taller en el que estuvo presente Rama Comunica para saber cómo informar apropiadamente la ocurrencia o intentos de suicidios en los medios de prensa. Las principales recomendaciones tienen que ver con algo que no siempre se respeta en los medios: resguardar la identidad de la persona que intenta o llega a suicidarse.

Para ello, es básico entender que la persona que se quiere suicidar no está llamando la atención, sino que sufre y está viviendo crisis emocionales. Asimismo, no piensan en la muerte, solo piensan en acabar con su dolor. Esta es la base para empezar a abordar de manera responsable este tema en medios. 

A continuación, los 8 grandes NO al momento de cubrir este tipo de noticias:

  1. No revelar, en ningún caso, la dirección ni la identidad de la persona que intenta suicidarse o se suicida, tampoco es válido publicar fotos o imágenes de las víctimas en ningún caso, con mucha más razón si esta es menor de edad. De hecho, de acuerdo a la OMS, el riesgo de suicidio es mayor en adolescentes y jóvenes.
  2. No mencionar el método suicida utilizado ni hacer comentarios subjetivos, sesgados y/o sensacionalistas sobre el «por qué» o «cómo» lo hizo, ni en fotos ni en el texto. En el caso de las imágenes, no utilizar el zoom para hacer acercamiento a detalles.
  3. No glorificar el suicidio. Evitar referirse a él como un hecho logrado o no exitoso, ni como un acto cobarde o valiente.
  4. No entrevistar a los sobrevivientes de suicidio ni su entorno cercano de manera sensacionalista con el fin de alimentar el morbo. El dolor debe respetarse siempre.
  5. No especular sobre lo que sucede ya que el suicidio tiene múltiples causas.
  6. No culpar a la persona que quiere suicidarse con expresiones como «causó tremendo alboroto» o «llamaba la atención». Esto puede generar en las personas la idea de que no van a hacer apoyadas cuando decidan pedir ayuda.
  7. No propalar videos de suicidios o material explícito. Ninguna primicia o pepa puede pasar por encima del respeto a la víctima y sus familiares.
  8. No interpretar hechos sobre los cuales no se tiene información precisa, adecuada ni formación académica pertinente (salud mental, psicología, psiquiatría, medicina, etc.).

Claves para entender

Claves para entender | Día Mundial para la Prevención del Suicidio: ¿cómo informar correctamente en medios?

Yael Valdés Querol, psiquiatra y activista en salud mental, indica que cada 40 segundos, se producen entre 20 y 30 intentos de suicidio y uno se llega a consumar. Estos actos suceden con mayor frecuencia en personas entre los 15 y 29 años.

Además, el suicidio es la tercera causa de muerte en mujeres y la cuarta en hombres, y el factor económico es relevante también: 77 % de los suicidios se dan en países de ingresos medianos a bajos. Es necesario conocer estos datos para entender que el suicidio es un problema de salud pública que nos compete a todos como sociedad.

De hecho, la terapeuta nos ayuda a romper con algunos mitos que aún están instalados en el imaginario colectivo:

  • Las personas que tienen intentos de suicidio lo hacen por desesperanza y porque cargan con mucho sufrimiento y dolor.
  • Hablar con una persona acerca del suicidio no aumenta sus ideas, por el contrario, hace que se sienta comprendida y escuchada.
  • No toda persona con pensamientos suicidas está deprimida, hay varias causas que llevan al suicidio: aumento de consumo de sustancias, el verbalizar querer desaparecer, antecedentes de suicidio en la familia, cambios abruptos en el estado de ánimo, conductas autolesivas, intentos de suicidio previos, regalar pertenencias, entre otros.

¿Qué hacer si detectamos a alguien en riesgo de suicidio?

  • Hablemos y, sobre todo, escuchemos.
  • Preguntar si han pensado en la muerte como una alternativa.
  • Preguntar si es una opción en este momento.
  • Retirar objetos que pueden implicar un riesgo.
  • No dejar a la persona sola.
  • Acudir a tu sistema de soporte: familiares, amigos, terapeuta, psiquiatra.
  • Acercar a la persona a fuentes confiables de salud mental.

En tiempos de pandemia, es imprescindible hablar acerca del suicidio, mantenerse conectados con la familia y amistades a pesar del distanciamiento físico para una prevención oportuna de este problema que puede aquejar a cualquiera. La salud mental no discrimina.


¡Suscríbete al newsletter!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *