La pandemia ha demostrado que estas fortalezas serán cada vez más valoradas antes los constantes cambios.

El teletrabajo ha significado un gran desafío para las personas que no dominan las habilidades blandas. Como bien dice Daniela Campos, creadora de Girl In Corporation, estas capacidades junto con el networking suelen ser herramientas subestimadas en una empresa u organización. 

¿Qué comprenden las habilidades blandas? De acuerdo a Lydia Arbaiza, profesora del MBA de ESAN, se trata de un conjunto de capacidades que van desde el aspecto intrapersonal como el autoconocimiento y la adaptabilidad; y el interpersonal como el trabajo en equipo y el liderazgo.

Aquí un dato importante que revela la importancia de invertir en estas habilidades. Según un estudio realizado por el Instituto de Investigación de Stanford y la Fundación Carnegie Mellon, el 75 % del éxito laboral depende del desarrollo de estas destrezas.

Ansiada lista

La Asociación de Directivos en Comunicación (DirCom) publicó recientemente su anuario 2020 y destacó en la sección Personas la importancia de contar con estas habilidades blandas y otras herramientas de comunicación.

Con miras al 2021 y tras un año difícil de crisis sanitaria y económica generada por la pandemia y transformación digital, las empresas buscan profesionales con las siguientes habilidades. 

Empatía 

Ponerse en los zapatos del otro para entenderlo es un valor relevante en tiempos de pandemia. El poder identificarse con los demás es una habilidad clave y permite que haya una mayor confianza entre el líder y su equipo de trabajo y también con los clientes. 

El anuario señala que escuchar a las personas, atender sus miedos, sus dudas y sugerencias son necesidades vitales que precisan canales más ágiles para que fluya la información. 

La sostenibilidad en las empresas empieza por atender a sus empleados, que demandan equipos directivos capaces de empatizar y cuidar a las personas. Las organizaciones que mejor se ocupen de la salud emocional saldrán reforzadas.

Liderazgo e innovación

Enfrentar la crisis es una tarea complicada si no se tiene un líder para superarla. Las habilidades de un buen líder están enfocadas en una comunicación clara, en alentar al equipo de trabajo y mostrar iniciativas para superar momentos turbulentos. 

No es necesario ser un ejecutivo o director para desarrollar habilidades de liderazgo. En tiempos de trabajo remoto, el profesional puede convertirse en el líder de su propia organización. 

«La crisis del coronavirus impulsa el liderazgo responsable, consciente de que sus principales activos son las personas y el valor de la marca. El confinamiento se tradujo en un primer momento en un cambio drástico en el consumo, con una vuelta a lo básico y más reflexión sobre lo que se compra», enfatiza el documento elaborado por DirCom

Adaptación al cambio

Este 2020 se aceleró la transformación digital que venía desde hace algunos años, junto con otros cambios más. Por eso, sortear un entorno de incertidumbre es una habilidad vital en los espacios de trabajo hoy. 

Las crisis son oportunidades y se requieren profesionales que sepan identificarlas rápida y efectivamente. Para ello, es importante no resistirse al cambio, sino entender la situación que atraviesa la empresa. 

Ética

Esta habilidad blanda siempre es importante, pero en tiempos de crisis se vuelve más relevante porque se enfrentan muchos desafíos que no se pueden sortear si las personas no son responsables y profesionales en su trabajo, con una ética sólida.

Valores como la transparencia y el compromiso son vitales para cumplir con las entregas y respetar el trabajo de todos los miembros del equipo. Tener iniciativa y ser capaz de reconocer los errores se suman a esa lista siempre con el objetivo de alcanzar la excelencia en las tareas. 

La sostenibilidad es otro gran valor. De acuerdo a Flor de Esteban, socia responsable de Deloitte Digital, indica que los millennials y la generación Z conforman el 45 % de la población mundial. «Para ellos, ser sostenible es un modo de relacionarse con el mundo», precisa.


¡Suscríbete al newsletter!

Deja un comentario