En tiempos de cuarentena, donde debemos quedarnos en casa,  el ahorro de energía es una iniciativa relevante. 

La Hora del Planeta (en inglés Earth Hour) es una actividad mundial impulsada y concebida por el World Wide Fund for Nature (WWF) y la agencia publicitaria Leo Burnett,​ que se celebra el último sábado de marzo de cada año y consiste en un apagón eléctrico voluntario.

La importancia de este evento en medio de la pandemia por el COVID-19 que vivimos es alta. Empresas y usuarios tenemos que pensar en esta crisis como una oportunidad para cambiar nuestros hábitos de consumo hacia prácticas más amigables con el planeta. Hay muchas razones para hacerlo.

El presidente Martín Vizcarra sostuvo que durante este periodo de inmovilización social obligatoria se ahorró 25% de energía eléctrica. Asimismo, el 96% del total de la energía que se consume en este periodo de aislamiento social se genera a partir de fuentes renovables como la hidroeléctrica, eólica y solar, según la empresa ALWA, según información obtenida del Centro de Operación del Sistema Interconectado Nacional – COES.

Por su parte, Lorenzo Eguren, coordinador de Mitigación del Ministerio del Ambiente (Minam), sostuvo que el Perú puede impulsar aún más el desarrollo de energías renovables —sin sacrificar nuestro consumo energético— porque tiene condiciones muy favorables para ello.

La Hora del Planeta en el Perú

Por ello, este sábado, 28 de marzo de 2020, durante una hora —de 8:30 p.m. a 9:30 p.m.— se les pide a hogares y empresas de todo el mundo que apaguen las luces y otros aparatos eléctricos no indispensables. La primera vez que nuestro país participó fue en el 2009 en Lima, Ica, Trujillo y Arequipa, impactando a 8 millones de peruanos. Este año se hará lo propio en todo el país bajo el hashtag #ConéctateConLaNaturaleza.

Según un estudio denominado Impacto de la Hora del Planeta, reveló que en promedio, en cada país participante, se registra una caída del consumo eléctrico en hasta 4% durante los 60 minutos. Esto significa un gran respiro para el medio ambiente. Pongamos de nuestra parte

Casos exitosos

En el 2017, según IBM Perú, se incrementó en un 30 % el interés de las organizaciones por contratar soluciones que permitan el ahorro en el consumo de energía. Las marcas se están adaptando a esta tendencia de manera más clara y ya no solo a través de spots publicitarios, sino de un cambio en sus políticas. A continuación, te mostramos algunos ejemplos:

Entel

En su campaña del año pasado denominada Conectados con El Planeta, la empresa de telefonía móvil colocó cargadores solares en universidades e institutos, lo que permitió ahorrar 300 gramos de CO2 por día, por dispositivo móvil.

Kallpa

La empresa peruana Kallpa Global, dedicada a la investigación y creación de soluciones de energías eficientes y sostenibles, creó el año pasado Nikosun, un prototipo de sistema fotovoltaico especialmente diseñado para las necesidades de las zonas rurales y altoandinas del Perú que no cuentan con electricidad en sus hogares. Este consta de un panel solar, un sistema de baterías y uno de carga y descarga que puede ser llevado en una mochila. 

UTEC 

El moderno campus de la Universidad de Ingeniería y Tecnología (UTEC) de Barranco obtuvo la certificación LEED, el reconocimiento más respetado a nivel mundial que otorga el Consejo de la Construcción Verde de Estados Unidos a edificios sostenibles.

La orientación y arquitectura del campus consideró las tendencias de sol y sombra para poder generar un ahorro máximo en energía eléctrica. Gracias a ello, la edificación permite la reducción de 19 % de consumo de energía, un ahorro de 41 % del uso del agua y para su construcción se usó 34 % de materiales de contenido reciclado.

ETNA

Esta empresa peruana de soluciones de energía ha realizado importantes inversiones para implementar un modelo que le permite convertir el 100% de baterías inservibles en nuevas baterías. La compañía cuenta con una planta procesadora de efluentes que permite convertirlos en agua que se usa para el regado de áreas verdes.

Alicorp

Esta empresa de bienes de consumo masivo cuenta con un plan de gestión ambiental al 2021, que reducirá el 15 % del material para empaques. Los equipos con los que actualmente trabajan les permite plantear la reducción de consumo de energía eléctrica de 350 000 KWT al año. Además, han reducido el consumo de agua en un 58 % en cinco años.

Dato:

6 de cada 10 empresarios peruanos aún no saben ahorrar energía, de acuerdo con el Ministerio de Energía y Minas (Minem).


¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Deja un comentario