La apuesta de la plataforma de streaming por agregar contenidos locales a su parrilla puede traer réditos a nuestro país

La plataforma de Netflix ha apostado por ofrecer a sus suscriptores a nivel mundial una cinta sobre Paolo Guerrero  a cargo de la productora argentina Torneos, y una comedia romántica ambientada en Cusco que será escrita por Bruno Ascenzo y producida por Tondero. Ambas serán estrenadas el 2021.

En febrero pasado, la ministra de Cultura Sonia Guillén Oneeglio y funcionarios del viceministerio de Patrimonio Cultural e Industrias Culturales recibieron en su despacho a la delegación de la empresa de entretenimiento estadounidense Netflix, encabezada por su CEO y fundador Reed Hastings.

El empresario declaró que la idea es replicar lo hecho en Inglaterra con «Sex Education» o «The Crown». En esa reunión también se repasaron los futuros lanzamientos de las producciones originales peruanas para la plataforma y las posibles articulaciones con el Ministerio de Cultura para fomentar el desarrollo de la actividad audiovisual del país.

En el 2017, el reconocido chef nacional Virgilio Martínez fue el protagonista de un episodio de la serie gastronómica Chef’s Table (Foto: GEC).

Buenas nuevas

Gilda Ortiz, docente de la carrera de Marketing Estratégico e Innovación de Toulouse Lautrec, indica que esta decisión comercial implica no solo la oportunidad de promocionar el turismo y el destino Perú a nivel internacional, sino que también abre las puertas para nuevas producciones que puedan ser exhibidas en estas plataformas globales.  

Además, se genera empleo. Se van a contratar profesionales del mundo audiovisual aquí: directores, camarógrafos, vestuaristas, habrá un intercambio de conocimientos y experiencias. Esto genera una mayor competencia del sector. Eso pasó en Colombia, donde se han incrementado las producciones audiovisuales para el mercado internacional. 

Para la experta, la estrategia de marketing de contenidos de Netflix es uno de sus fuertes. Por ello, cuida mucho la calidad y variedad de sus producciones. Otra táctica importante es la distribución, con lo cual puede llevar el contenido local a nivel global. Producciones inglesas, españolas, francesas se pueden ver en Latinoamérica y viceversa. 

En cifras

Para la marca Perú, esta es una gran oportunidad para el turismo receptivo, una actividad que generó una entrada de divisas de 4,895 millones de dólares al Perú en el 2018, un 7% más que en 2017, de acuerdo a estadísticas oficiales, de acuerdo a la Sociedad de Comercio Exterior del Perú (ComexPerú), y que podría incrementarse con iniciativas como esta.

Además, de acuerdo con el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur), el Perú recibió 4.4 millones de turistas internacionales en 2018, un 9.6% más que el año anterior, ocupando el cuarto puesto en Latinoamérica. En otros países también se generan importantes divisas, por ello, cada vez existe una mayor competencia por captar visitantes. 

La promoción del destino a través de producciones incentiva el turismo y el posicionamiento del país. Existen casos de éxitos como el programa de HBO «Juego de Tronos» en los destinos europeos donde fue rodada, como varias ciudades de España. Tras el estreno de la quinta temporada, las reservas a Girona aumentaron un 156% y a Sevilla un 28%, según los datos de Rumbo.es. Otros ejemplos son el «El Señor de los Anillos» y «El Hobbit», filmados en Nueva Zelanda. 

El dato

La plataforma Netflix cuenta en su catálogo con diversas producciones nacionales, algunas de las cuales han contado con estímulos del Ministerio de Cultura como «La hora final» e «Hija de la laguna», así como de otras instituciones públicas peruanas como Promperú: «Perú: tesoro escondido» y CONCYTEC: «Pacificum».


¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Deja un comentario