Compartimos el artículo de nuestra fundadora, Giuliana Dávila, publicado en el blog Yo soy Tú del Diario El Comercio

La noche del 23 de junio de este año Lorena tuvo un ataque de pánico. En ese momento no era consciente de lo que le sucedía. Solo lloraba y sentía miedo de lo que le podría pasar si se quedaba sola.

«No quería estar sola en mi casa, sentía que si lo hacía, me iba a morir». Recuerda que a la primera persona que llamó fue a su pareja de ese entonces, quien se negó a ayudarla minimizando la situación. Esta actitud hizo que Lorena colapse. Era la primera vez, en sus más de 30 años de vida, que le faltaba el aire, sus latidos disminuían y temblaba hasta rechinar los dientes.


¡Suscríbete al newsletter!

Deja un comentario