Compartimos el artículo de nuestra fundadora, Giuliana Dávila, publicado en el blog Yo soy Tú del Diario El Comercio

Hace poco más de tres semanas, di positivo en la prueba molecular. Me hice la prueba porque había estado de viaje y estuve en las marchas, así que antes de ver a mis papás quería estar segura de que no tenía el virus.

Lo mío empezó como una faringitis, algo muy usual en mí en esta época del año. Confieso que no tenía la mínima sospecha de que tenía COVID-19. Mis síntomas eran leves.

El martes 17 de noviembre sentí el primer síntoma: una ligera molestia en la garganta y dolor de cabeza. Nada que no se pueda soportar. Dos días después, el dolor de cabeza se agudizó. Cuando me tomaba la temperatura, siempre me marcaba 36.5º. No tenía fiebre y no la tuve, tampoco perdí el olfato ni el gusto.


¡Suscríbete al newsletter!

Deja un comentario