Para la tercera década de este siglo se espera que la inteligencia artificial (IA) juegue un rol determinante (y casi imprescindible) al momento de que los consumidores opten por comprar un producto. Mientras tanto, el Perú aún no está preparado para trabajar con máquinas inteligentes y virtuales que, incluso, ayudarían a potenciar el sector laboral del país.

Faltan muchos años para el 2030, pero esa posible realidad preocupa al sector laboral. Un estudio elaborado por DuckerFrontier y Microsoft, revela nuevos aspectos sobre el Impacto de la Inteligencia Artificial en el mercado laboral, revelando que el Perú está poco preparado para beneficiarse a gran escala con la IA.

Esto debido a que el sector peruano solo destaca, actualmente, en uno [igualdad de acceso] de ocho criterios evaluados ante seis países de la región. En América Latina, Chile tiene la mejor preparación para la inteligencia artificial al destacar en otros criterios como ciberseguridad, capacidad de intervención pública y privada, capital humano, entorno de innovación, ecosistema tecnológico, gobernanza y coaliciones). En el caso del Perú, este se ubica del cuarto lugar hacia abajo en todos estos ítems.

Aunque Microsoft, quien participó en la investigación, estima que, a partir de la aplicación de inteligencia artificial en el Perú, el trabajo podría crecer hasta 53 % en el 2030, siendo los servidores públicos (73 %), empleados de negocios (72 %) y minería y suministros públicos con 54 % quienes experimenten mayor crecimiento.

¿Quién tomará la decisión de compra?:

Para la siguiente década, en el año 2030, el mundo del consumismo y las determinaciones de los usuarios a la hora de comprar tendrá un cambio extraordinario. El 69 % de las decisiones tomadas por los clientes se darán a través de máquinas inteligentes que conocerán muy bien al ser humano.

Así lo ha revelado el informe Experience 2030: The Future of Customer Experience, elaborado por Futurum Research, bajo la colaboración de SAS, líder en Analítica, Business Intelligence y gestión de datos.

Según el estudio, en más de 10 años, la tecnología será el principal impulsor de la experiencia del cliente, sobre todo, ante la inteligencia artificial (IA) que será una suerte de sombra virtual inherente al cliente.

Un futuro de película:

La investigación revela que, para aquellos años, el 67 % del Customer Engagement (adhesión del cliente con la marca) se desarrollará a través de dispositivos digitales que solo se habían visto en películas.

Por ejemplo, el 80 % de los consumidores espera aceptar la entrega de un producto por drones o un vehículo autónomo. Otro 78 % de profesionales consultados para este informe espera utilizar la realidad aumentada, virtual o mixta para anticipar cómo se verá un producto, una prenda de ropa o hasta un mueble en su casa.

Y no solo eso. Más de la mitad de los clientes encuestados (56 %) espera «visitar» lugares remotos o experimentar vacaciones y eventos de entretenimiento a través de dispositivos de realidad mixta o aumentada para el año 2025.

Un paso adelante con la inversión:

Ante esta ola de peticiones futuristas, las marcas han puesto en marcha una serie de estrategias que, obviamente, incluyen a la inteligencia artificial (IA) como principal aliado. El 62 % de las empresas con productos reconocidos está invirtiendo en asistentes de IA basados en la voz para mejorar las estrategias de Consumer Engagement y afianzar así la atención hacia al cliente.

Incluso, el estudio de Futurum Research refleja que una gran mayoría (83 %) de compañías planea invertir en tecnología holográfica destinada a la publicidad en tiendas, juegos interactivos y eventos públicos.

Y es que se debe tomar en cuenta que, según el informe, 8 de cada 10 consumidores esperan utilizar un asistente inteligente (como Amazon Alexa o Google Home) para realizar una compra vía online o controlar la casa de manera inteligente.

Cuestión de seguridad:

Pero no todo es color de rosa en este futuro cercano. Las recientes revelaciones sobre usos indebidos de información personal de usuarios en internet han despertado una serie de sospechas y recelos entre los clientes.

Solo el 54 % de los consumidores confía en que las marcas mantendrán la privacidad de sus datos. Mientras que otro 73 % cree que el uso de su información personal está «fuera de control».

Ante esta situación, y de manera paralela, más de la mitad de las marcas (59 %) está de acuerdo con que la protección de los datos de los clientes es el factor más importante para garantizar una buena experiencia.

Mi marca, tu producto:

La investigación de Futurum Research estima que para el 2030, las tres principales vías tecnologías que impulsarán la fidelidad del cliente serán las aplicaciones móviles, el acceso de alta velocidad y los pedidos a través de sistemas inteligentes (o Inteligencia Artificial) para el hogar de millones de familias.


Fuentes:

Cóndor, J. (2019, 19 de noviembre). Perú aún está poco preparado para maximizar beneficios de IA. Diario Gestión. p. 10.

Redacción. (2019, 19 de noviembre). En 2030 la experiencia al cliente dependerá de la inteligencia artificial. Sección Tecnología de PuroMarketing. Recuperado de: https://www.puromarketing.com/12/32895/experiencia-cliente-dependera-inteligencia-artificial.html


¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Deja un comentario