Compartimos el artículo de nuestra fundadora, Giuliana Dávila, publicado en el blog Yo soy Tú del Diario El Comercio.

Nuestros corazones se unieron al compás de su voz. Al sujetar su dedo índice, dice que lo atrapé para toda la vida, a pesar de haber nacido mujer. Y es que después de dos hijas esperaba al varón. El hijo que llevaría sus nombres y su apellido. Pero la vida, Dios o en lo que quieran creer, le dio tres hijas. Tres hijas revolucionarias que nunca se quedaron calladas.


¡Suscríbete al newsletter!

Deja un comentario