Difundir emprendimientos a través de las redes de Rama Comunica ha ayudado a microempresarios en el proceso de reflotar sus negocios.

Hace un mes el equipo de Rama Comunica publicó el primer emprendimiento local en sus redes sociales para contribuir con la difusión de su negocio. Esta iniciativa llamada #LunesDeCompartir se ha convertido en un espacio para que más personas conozcan un producto o servicio en medio de esta pandemia. 

Se trata de empresas que han tenido que reinventarse para continuar en rubros como el gastronómico, bienestar, moda o de diseño gráfico. El proceso de adaptación a esta nueva normalidad puede ser duro. Por ello, Rama Comunica ha querido acompañarlos con sus propios recursos. 

En solo cuatro semanas, #LunesDeCompartir, ha tenido una gran recepción. Por ello, queremos dar a conocer un poco más de la historia de algunos de los casos de éxito ya difundidos: 

LAS HIERBAS DE JUSTINA

Esta marca comenzó oficialmente hace 5 años en la Bioferia de Barranco, pero Justa Bullón siempre vivió rodeada de hierbas en su natal Cerro de Pasco. Sus padres y abuelos las cultivaban en Yanahuanca, donde ella misma fue testigo de los beneficios que trae la medicina natural. 

Desde que comenzó la cuarentena sus fieles clientes del distrito no tenían cómo ubicarla. Gracias a #LunesDeCompartir pudo reencontrarse con ellos y acercarse a nuevos compradores. «Más personas me han conocido debido a esta gran iniciativa», cuenta emocionada.

Justa admite que aprendió a usar Whatsapp durante la cuarentena. Pero esto no la amilana, al contrario, le sirve para conectar más con sus clientes al contarles que adquirió esta nueva habilidad para hacer crecer su negocio. Las Hierbas de Justina se ofrecen en presentaciones como almohadillas para el dolor, shampoos, pomadas e infusiones, con hierbas traídas desde Ayacucho. 

PERULANA

Alejandra Postigo tiene solo 26 años y es una de las socias de esta microempresa, cuyo equipo de trabajo no supera los 30. Creada en el 2017, Perulana vendía al inicio lana de alpaca de comunidades de Cusco. La pandemia los obligó a reinventarse. Ahora ofrecen chaquetas y accesorios en plástico reciclado (TPU) para protegernos del Covid-19.

«Gracias a Rama Comunica nos llegaron seguidores interesados en apostar por emprendedores peruanos. Tuvimos muy buenos comentarios sobre lo genial que es apoyarse entre empresas locales, sobre todo, en momentos de crisis», cuenta Alejandra.

Con #LunesdeCompartir, más personas pudieron conocer a esta joven microempresa ecoamigable. Están aliados con Ecotrash, donde mujeres que no tienen acceso a educación se encargan de recolectar el plástico para las prendas. Y también son aliados de la ONG Pachamama Raymi, donde por cada chaqueta vendida se planta un árbol en Cusco. A la fecha ya son 100. 

LunesDeCompartir está dirigido a microempresarios con modelos de negocios B2C y canales físicos o virtuales en Lima Metropolitana.

CAPPISSIMA

Desde chica, la vida de Umi Ducloss giró en torno a la buena comida. Su papá chef le transmitió esa pasión. Luego de estudiar administración hotelera, llevó algunos cursos básicos de cocina, panadería y repostería. Antes de egresar, ya sabía que abriría su negocio propio.

Empezó vendiendo productos dulces y salados a pedido y a encargarse del catering de distintos tipos de comida. Hace tres años, decidió crear Cappissima, su taller de pastas artesanales, pizzas, postres y pasteles, entre otros antojos.

Sobre los #LunesDeCompartir, Umi nos cuenta que le parece una muy buena iniciativa para promover emprendimientos locales. «Además, manejan una buena línea gráfica, con contenido interesante, el cual poco a poco irá teniendo más acogida. Aprecio que utilicen fotos de buena calidad de la marca», cuenta la emprendedora.

KUSHILA ACCESORIOS

Empezó como un proyecto de colegio con productos de bisutería, hoy es una microempresa de papelería especializada en materiales reciclados. Desde separadores de libros hasta libretos y blocs, Melanie Hanspach, diseñadora gráfica de profesión, se dedica con tesón de cada detalle.

Su principal desafío durante esta cuarentena, sin duda, fue la distribución de sus productos. Estuvo aguantando los pedidos y publicando menos de lo normal. «Mi hermana me compartió esta iniciativa #LunesDeCompartir. Gracias a ello, he tenido mayor alcance de personas, más likes y comentarios. El impacto ha sido positivo”, comenta. 

Ahora mismo viene trabajando en una línea de blocs con diseño de trajes de jiu-jitsu brasileño, deporte que practica en su tiempo libre. Con ello, sigue innovando y esperando que las ferias de Miraflores y Barranco cuando todo esto pase.

EL DATO

¡Los #LunesDeCompartir continúan! Para participar, los microempresarios deberán registrarse ingresando los siguientes datos: contacto administrativo (nombres, apellidos, teléfono y correo electrónico) e información comercial (nombre de la empresa, sitio web, redes sociales, hashtag oficiales, fotografías y reseña de los productos o servicios). Esta información será validada en 24 horas por el Comité de Curaduría de Contenidos de la agencia. 

Los emprendimientos serán compartidos a nuestra base de datos de prensa y empresas aliadas. De esta manera, el networking será aún más eficaz y productivo.

Rama Comunica no se solidariza, necesariamente, con los anuncios publicados en el marco de la campaña #LunesdeCompartir. Asimismo, los materiales gráficos, fotográficos, audiovisuales y otros son creación y/o propiedad de sus anunciantes.


¡Suscríbete al newsletter!

Deja un comentario