Toma nota de esta deliciosa lista elaborada por el equipo de Rama Comunica.

El proceso de vacunación está avanzando rápidamente. Y esa es una gran noticia que se puede celebrar viajando, y si es dentro del Perú, aún mejor. El turismo interno se sigue recuperando y visitar ciudades que viven de él, como es el caso de Cusco, siempre será una buena idea. 

Pasear por sus estrechas callecitas siempre provoca pararse en un café a disfrutar de esta reconfortante bebida. Compartimos algunas alternativas, algunos son clásicos lugares de encuentro entre los locales y otros, nuevos sitios que siguen estando en tendencia. 

La Bo’m

Esta crepería-backpacker ubicada en el bohemio Barrio de San Blas cuenta en el primer piso con habitaciones y dormitorios que miran a un patio con hamacas y una sala de estar con chimenea, bebidas calientes, libros, juegos, TV (televisión por cable) y DVD. En el segundo nivel, se encuentra este dulce rincón donde la protagonista indiscutible es la crepe.

La carta es amplia y puedes disfrutar de crepes franco-peruanos dulces y salados. El lugar utiliza ingredientes como palta, maracuyá, mango, pisco, mermelada de sauco y aguaymanto, harina de cañihua. Pero el crepe que conquista a todos los que llegan por primera vez es el de la casa o La Bo’m con bañado de caramelo salado y coronado con helado de vainilla casero.

Horario: de lunes a sábado de 2:00 p. m. a 9:30 p. m.

¿Dónde? Carmen Alto 283, San Blas.

Ayllu

El clásico café de toda una vida, el local familiar del Cusco. Ese es el Ayllu, ubicado a solo unos pasos de la plaza principal. Su carta reconforta el alma: jugos de frutas frescas, omelettes, panqueques con diversos toppings, ensalada de frutas, yogures, panes con rellenos clásicos como palta, salchicha, lomito ahumado local, variedad de triples, y por supuesto café cusqueño.

Es el lugar perfecto para disfrutar de ponches de distintos sabores: leche, habas y almendras que se pueden combinar con pisco. O el de leche con cherry brandy o cognac. Algunos de ellos incluidos en sus paquetes de desayunos también. Parada imperdible en la ciudad imperial.

Horario: de lunes a sábado de 6:30 a. m. a 10:30 p. m.

¿Dónde? Calle Márquez 263, Cusco.

L’Atelier Café Concept

Este acogedor café-taller ubicado en el Barrio de San Blas tiene solo dos mesitas ubicadas en balcones desde los cuales puedes tener una gran vista a las estrechas callecitas de la ciudad. Bien vale la pena visitarlo. Su carta es pequeña pero esencial: café, tés orgánicos, chocolate en taza, jugos de frutas, kekitos y algunos sándwiches para empezar bien el día. También venden café cusqueño en grano. 

Además de tomarte el selfie de rigor en sus balcones, puedes dar un paseo por la tienda y apreciar ropa y accesorios de diseño que hay allí. Uno de ellos son las joyas de la marca Grid, creadas por la dueña de L’Atelier Café Concepto, la francesa Ingrid Thieblemont. Te recomendamos ir temprano para poder alcanzar una mesita y llevarte un recuerdo de este cálido rincón.

Horario: De lunes a sábado de 8:00 a. m. a 7:00 p. m.

¿Dónde? Atoqsaycuchi 605A, San Blas.

Three Monkeys Coffee

Ubicado a solo una cuadra del Convento de Santa Catalina, este emprendimiento de los baristas cusqueños Neto Solórzano, Iván Salas y Diego Huillca se puede ver desde la calle gracias a su carrito cafetero, donde el barista prepara los clásicos espressos, americanos, capuccinos, lattes y mocaccinos con café local.  Además se sirven métodos V60, Chemex, Aeropress y Kalita.

Al ingresar te encuentras con un gran patio abierto y un ambiente muy cálido y relajado. Allí puedes pedir acompañamientos salados (tostada de palta, sándwich de queso y montaditos) o dulces (galletas, muffins de arándanos y tortas). Uno de esos nuevos lugares que llegó para quedarse. No pierdas la oportunidad de probarlo en tu próximo viaje.

Horario: de lunes a sábado de 9:00 a. m. a 8:00 p. m.

¿Dónde? Calle Arequipa 159, Cusco.

Cocla Café Cusco

Al igual que el Ayllu, la Central de Cooperativas Agrarias Cafeteras (Cocla), fundada en 1967, es conocida por todos los cusqueños. Allí se ofrece café de Quillabamba en grano, molido (tradicional y gourmet), así como pasta de cacao, chocolate bitter y miel. Funciona básicamente como una tienda, pero tiene espacio para dos mesitas, donde los clientes suelen tomarse un café caliente.

Su carta es reducida pero perfecta (sándwich de queso, jamón y mixto, empanada y pastel especial) para acompañar sus cafecitos en distintas variedades: de día lo sirven colado, americano, espresso doble, macchiato, cortado, latte, mocha, cappuccino; y de noche, lo puedes disfrutar piteado, en café irlandés, cocktail de café, licor de café, entre otros. 

Horario: lunes a viernes de 9:00 a. m. a 10:00 p. m., los sábados de 10:00 a. m. a 1:00 p. m. 

¿Dónde? Mesón de la Estrella 137, Cusco.


¡Suscríbete al newsletter!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *